Fausto-Vallejo

De nueva cuenta la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) revivió la posibilidad de la expulsión del exgobernador Fausto Vallejo Figueroa, e incluso recopilará la información necesaria para proceder contra el exmandatario.

El cobro de facturas al interior del priismo michoacano continúa luego de la derrota de Ascensión Orihuela Bárcenas en la carrera por la gubernatura, y los tricolores irán por la expulsión de Vallejo Figueroa.

Lo anterior luego de unos audios donde se presume que el exgobernador sostenía que Silvano Aureoles Conejo es quien mayores recursos había gestionado para la entidad, además de que consideraba que no veía oportunidades para que Orihuela lograra el triunfo el pasado 7 de junio.

Tras ello el Comité Directivo Estatal (CDE) que encabeza Agustín Trujillo Íñiguez determinó comenzar con las suspensiones y con ello también comenzar a recabar los documentos para de una vez por todas expulsar a Fausto Vallejo Figueroa.

El primero en ser suspendido fue Christian Tapia, dirigente de la Organización Movimiento PRI MX quien quedó a un lado del cargo, esto también al ser partícipe de los audios donde se acusa de “deslealtad” a los tricolores.

Luego de que Fausto Vallejo Figueroa expusiera que la participación del gobierno federal en Michoacán originó que José Ascensión Orihuela fracasará en la contienda por la gubernatura del estado, el dirigente estatal del Revolucionario Institucional, Agustín Trujillo Íñiguez, apuntó que los estatutos del tricolor son claros y de encontrarse pruebas suficientes sobre una deslealtad del exmandatario este podría ser expulsado de la militancia.

Aseguró que se están recopilando las pruebas necesarias, notas  y grabaciones, que apuntan a que Vallejo Figueroa pudo haber traicionado a su partido y a sus respectivos candidatos que participaron en la contienda del pasado 7 de junio.