Morelia, Michoacán.- Una carambola entre cuatro vehículos dejó solamente daños materiales y la gente señaló que el percance se debió en gran medida a la gran cantidad de baches que hay en la zona, según se pudo saber durante la cobertura periodística.

El accidente fue la mañana de este miércoles, a la altura del kilómetro 8+400, de la carretera Morelia-Quiroga, frente al Relicario. Los automotores siniestrados son una camioneta Grand Voyager, de color verde, con placas PSS-7733; una camioneta Nissan tipo estaquitas, de color rojo, con matrícula NK-65532; un coche Chrysler Shadow, de color verde, con láminas PPH-2508 y un carro Mitsubishi Lancer, de color azul celeste, con placas PSJ-9576.

Fuentes policiales dieron a conocer que la Grand Voyager cayó en un bache en la Avenida Madero Poniente y así se dañó la suspensión delantera del vehículo, instante en que se quedó ahí varado. El chofer bajó para tratar de abanderar.

No obstante detrás venía el auto Mitsubishi, mismo que alcanzó a frenarse para no impactarse en la retaguardia de la Voyager, el Shadow también se detuvo, pero la Nissan no pudo pararse y así se dio el choque múltiple por alcance. Las autoridades de Tránsito se encargaron de los peritajes conducentes para definir responsabilidades.