Los ex presidentes municipales de Apatzingán y Numarán, Uriel Chávez Mendoza y José Luis Madrid al Figueroa, respectivamente, libraron un proceso penal respecto al delito de extorsión y contra la seguridad pública.

Sin embargo, el Poder Judicial de Michoacán afirmó que se debe analizar cada caso, debido a que si tienen otros procesos penales, no pueden estar bajo libertad.

En entrevista colectiva, el presidente del Poder Judicial de Michoacán, Juan Antonio Magaña de la Mora reconoció desconocido el si los presentes fueron liberados, pero que si tienen otros procesos penales deben seguir respondiendo a la autoridad.

En el caso del expresidente municipal de Apatzingán, expuso que se dictó una resolución definitiva de un delito de extorsión, pero que continuará en la cárcel mientras sigan el curso los otros procesos en su contra.

Mientras que en el caso del expresidente de Numarán,  señaló que su sentencia absolutoria fue por el cargo contra la seguridad pública.

Aunque especificó que sí es el unico proceso que tenia el exedil, tendrá que salir.