En estos momentos, se encuentra cerrado el carril lateral de poniente a oriente sobre Camelinas, a la altura de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU), frente al bar Pecatto.

Al menos unas 200 personas se manifiestan frente a las oficinas del Registro Agrario Nacional, acusan al subdelegado Antonio Guzmán de corrupto y de cumplir acuerdos con los comunales, ya que buscan la aceptación de 350 comuneros.

Amenazan con no retirarse, así tengan que dormir afuera de las oficinas, por lo que, el personal administrativo y personas que se encuentran haciendo trámites, no podrán salir de las instalaciones.

Las autoridades aseguran que no se han podido registrar a esos comuneros debido a que en las asambleas no hay quórum, es decir, que no está la cantidad mínima de comuneros.